viernes, 6 de febrero de 2009

LA ORACIÓN UNIMEMBRE Y BIMEMBRE

Oración unimembre [editar]También llamados habitualmente predicados directos, son oraciones formadas por una palabra o un grupo reducido de palabras. Sirven para satisfacer las necesidades comunicativas. Por razones obvias, no se pueden analizar mediante el paradigma sujeto-predicado, sino que tienen su propia categorización según el tipo de información que comunican. Sin embargo, normalmente el análisis morfosintáctico no les presta más atención que ésta, pues al ser grupos tan estrechamente vinculados, es difícil seccionarlos. Las oraciones unimembres pueden entonces ser:

Interjecciones: Están compuestas por lo general de una sola palabra, se dividen también en propias e impropias.
Frases Admirativas: Son grupos de palabras que están completamente estereotipadas. Entre éstas, las que siguen la forma ¡Qué + adjetivo son extremadamente productivas y comunes.
Vocativas: Son aquéllas que sirven para apelar a otra persona, como "¡Hey!", o "¡Tú!".
Fórmulas estereotipadas: Son aquellas formas que con el pasar de los años se han ido inmovilizando, por así decirlo, y han pasado a convertirse en grupos que se dicen como tales, sin reparar en las distintas partes de los mismos, que han dejado de importar.
Condensaciones: En este grupo cae una gran cantidad de oraciones unimembres, pues pueden ser:
preguntas ("¿qué?", "¿quién?", "¿con qué?", ...)
respuestas ("no", "sí", "tal vez", ...)
deseos ("felicitaciones", "buena suerte", ...)
órdenes ("¡silencio!", "¡fuera!", ...)
exclamaciones ("¡mi billetera!", "bien", ...)

Oración bimembre [editar]Las oraciones bimembres son aquellas que poseen dos o más miembros (o sintagmas) y por lo tanto,pueden ser analizadas estructuralmente según sus partes. Se reconocen dos grandes grupos: las adverbales y las verbales u orales.

La oración bimembre es la oración "típica", por así decirlo, que se forma con dos sintagmas (uno de carácter nominal que constituye el sujeto y otro de carácter verbal que forma el predicado). La principal diferencia que tiene con la oración adverbal antes vista es que en aquella se considera que la información que otorga el verbo es omitible, pues lo importante es lo que se quiere decir del tema que sea, mientras que en esta se considera esencial. Esto generalmente porque los verbos omitidos en las averbales son verbos copulativos (como "ser","estar","parecer","permanecer"), mientras que los de las verbales son verbos que comunican acciones más específicas (como "prometer", "cumplir", o "derogar"). Por esto, la oración bimembre verbal es la que menos depende del contexto en el que se encuentra, y por lo mismo, la más autónoma.

La oración bimembre verbal puede, además, ser clasificada según las propiedades de sus sintagmas, es decir, analizando las propiedades del sintagma nominal (separando entre oraciones personales e impersonales y sus clasificaciones) y las del sintagma verbal (separando entre oraciones complejas y simples).


Según el sintagma nominal (SN) [editar]
Personales [editar]Las oraciones personales son las que tienen sujeto.

Ejemplo: José es un joven estudioso


Con sujeto elíptico [editar]En las oraciones con sujeto elíptico, éste se sobreentiende a partir de la conjugación del verbo de la oración.

Ejemplo: Voy a dormir hasta mañana; el verbo ir nos indica que el sujeto es yo (voy es la conjugación para la primera persona singular de presente de indicativo)


Impersonales [editar]Las oraciones impersonales son las que no tienen sujeto ya que el verbo no lo admite. Éstas a su vez se clasifican en tres grupos:

Unipersonales: se refieren a fenómenos atmosféricos (llover, nevar, etc.). Ejemplo: Ayer por la tarde llovió
Gramaticalizadas: en las gramaticalizadas los verbos ser, hacer y haber se utilizan de forma impersonal. Ejemplo: Hay comida para ti en la mesa
Impersonales reflejas: el verbo aparece junto al pronombre reflexivo se. Ejemplo: En esta ciudad se vive muy bien

Según el sintagma verbal (SV) [editar]Según la cantidad de verbos que existan en el predicado, o la cantidad de sintagmas verbales que se coordinen en la oración, se reconocen oraciones simples y complejas.

Las oraciones simples o sencillas son aquellas en cuyos predicados existe sólo un grupo verbal conjugado, es decir, que no contienen oraciones subordinadas. Un ejemplo de oración simple es "Los chicos juegan en el parque", donde sólo hay una expresión verbal: juegan en el parque.

Las oraciones complejas o compuestas, en cambio, son aquellas en las que se une una serie de procesos verbales, generalmente subordinados unos a otros. El castellano permite la concatenación de cuantas oraciones se desee, siempre y cuando se respeten ciertas reglas pertinentes a la creación de cláusulas.

Un ejemplo de oración compleja es "Rodrigo, cuya anatomía se parece a la de un castor, cruzó corriendo el bosque para encontrarse con Carlo, quien tiene la columna destruida", en la que encontramos sintagmas verbales en cláusulas adjetivas ("cuya anatomía se parece a la de un castor", "quien tiene la columna destruida'"), adverbiales ("corriendo") y sustantivas ("encontrarse con ").